6 Maneras de enfrentar el miedo al dentista

Índice de contenido
La mayoría de las personas encuentran la visita al dentista al menos un poco desalentadora, pero para algunas esta sensación normal de nerviosismo se eleva a un nivel completamente nuevo y se convierte en un miedo genuino y debilitante. Esto no sólo hace que las visitas al dentista sean desagradables y estresantes, sino que también puede llevar a que se eviten los exámenes por completo, lo que genera un círculo vicioso: la renuencia a visitar al dentista significa que problemas menores no se detectan y se agravan, lo que significa que eventualmente se necesita un tratamiento más extenso que solo aumenta los niveles de angustia.

Afortunadamente, la fobia al dentista es un problema bien comprendido y puede tratarse eficazmente mediante un proceso de aclimatación a las visitas al dentista. Al utilizar técnicas y estrategias de relajación para hacer que cada viaje a la consulta dental sea un poco menos intimidante, el miedo se puede reducir a niveles totalmente manejables con el tiempo. Aquí hay seis formas de comenzar a superar una fobia al dentista.

1) Informa al dentista sobre el problema

Todos los dentistas se habrán topado con una buena cantidad de pacientes nerviosos y estarán encantados de hacer todo lo posible para que su experiencia sea menos estresante. Un buen dentista será totalmente comprensivo y se tomará en serio tus dudas. Si descubre que tus preocupaciones se desestiman con demasiada facilidad, puede que sea el momento de buscar en otra parte.

2) Organizar una señal de alto

Es una buena idea disponer de antemano una señal de emergencia que puedas utilizar para detener el tratamiento cuando el nerviosismo empiece a convertirse en pánico. Una simple elevación del brazo del reposabrazos puede ser suficiente para hacerle saber al dentista que necesita un descanso para calmarse y recuperar el ingenio. Esto no sólo proporcionará una válvula de seguridad para cuando las cosas empiecen a volverse abrumadoras, sino que también le dará una mayor sensación de control, lo que en sí mismo puede ser suficiente para reducir los sentimientos de ansiedad.

miedo al dentista

3) Lleva a un amigo

Muchas personas se sienten más felices y relajadas simplemente con tener un amigo de confianza sentado a su lado durante el examen. Un acompañante puede brindarle apoyo moral y distraerlo con una conversación, mientras que también será sensible a tu estado de ánimo y puede ayudar al dentista a reconocer cuándo un breve descanso podría ser útil.

El sellado apical del pilar es de una gran calidad gracias a la tecnología digital.

Dalydent | Centro Dental Implantológico

4) Usa la música como distracción

Tener música durante el tratamiento puede ser relajante y servir como distracción de lo que está sucediendo. Muchos dentistas estarán encantados de escuchar su música preferida por los altavoces de la consulta, pero para muchos pacientes nerviosos una mejor solución es utilizar auriculares. Esto no sólo permite un mayor volumen y más distracción, sino que también puede tapar algunos de los sonidos desconcertantes producidos por el equipo dental. Sólo asegúrate de programar una señal que el dentista pueda hacer cuando necesite tu atención, como un golpecito en la muñeca.

miedo al dentista

5) Distracción física y mental

Si tu nivel de aprensión no es demasiado alto, es posible que pueda realizar una forma de autohipnosis leve dejando que tu mente se pierda en ensoñaciones o, alternativamente, distraerse tratando de resolver un problema mental, compilar una lista de compras, contar. ovejas imaginarias, lo que sea, cualquier cosa que te impida concentrarte demasiado en lo que sucede dentro de tu boca. También puede resultar muy útil emplear distracciones físicas, como la probada técnica de relajación de tensar y relajar cada músculo del cuerpo por turno, o concentrarse en mover cada uno de los dedos de los pies en orden.

6) Sedación

En ocasiones, sobre todo en una primera visita tras una larga ausencia del dentista, o cuando se requiere un tratamiento exhaustivo, un poco de ayuda del botiquín es la mejor opción. Aunque hoy en día es poco común utilizar anestesia completa para el trabajo dental, hay varios niveles de sedación disponibles, desde gas y aire hasta una inyección.

Pocas personas alguna vez disfrutarán activamente de una visita al dentista, pero no hay razón para que esta aprensión natural se salga de control y lleve a evitar el tratamiento por completo. Si te tomas las cosas con calma y se utilizan las ideas anteriores, se puede controlar la fobia dental y se puede disfrutar de una buena salud bucal sin miedo.

En las clínicas Dalydentdentistas de confianza en Valmojado y Casarrubios del Monte, te ofrecemos asesoramiento gratuito, grandes profesionales y los mejores resultados. Si quieres más información puedes visitar nuestra web o solicitar cita sin compromiso.

.

Si necesitas contactar con tu Dentista en Casarrubios – Dalydent, puedes venir a visitarnos en la dirección: Calle Zarza, 29 45950 Casarrubios del Monte Toledo o llamar al 918 17 23 60.

¿Quieres empezar tu tratamiento?
Salud dental
Te podría interesar
Comparte con tus amigos
¿Necesitas ayuda?
Resolvemos tus dudas

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Dra. Gretel Irina Mendiola
Finalidad: Gestionar el envío de información y prospección comercial
Legitimación: consentimiento del interesado
Destinatarios: Empresas y encargados de tratamiento acogidos a privacy shield.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos en info@dalydent.es
Ir al contenido